«Retrato de Aurora» de EDUARDO JONQUIÈRES, en espacio expositivo Obra del mes

El 23 de febrero se cumplen 100 años del nacimiento de Aurora Bernárdez (1920-2014), quien fuera esposa de Julio Cortázar y una de las más importantes traductoras del siglo XX. Para conmemorarlo, la Universidad San Jorge, que desde el año pasado custodia su legado bibliográfico, ha organizado varias actividades el día 25 de febrero.

A las 13 h, en el espacio expositivo Obra del mes, situado en el hall del Edificio de Rectorado, se presentará el Retrato de Aurora que realizó el pintor argentino Eduardo Jonquières y el libro Cartas a los Jonquières de Julio Cortázar, que forma parte del legado de Aurora Bernárdez. Alejandra Bernárdez, sobrina y legataria de Aurora, presentará las obras y hablará sobre la amistad que unía a Aurora y Julio con Eduardo Jonquières.

A las 19 h, el salón de actos del IAACC Pablo Serrano acogerá la conferencia «Aurora Bernárdez y su legado», a cargo de Mónica Carbajosa y Montse Mera.

Además, desde el lunes 24 hasta el viernes 28, en Biblioteca USJ podrá visitarse la exposición «Aurora Bernárdez, traductora», una muestra de fondos del legado bibliográfico que custodia la USJ en la que se resalta la labor de Aurora Bernárdez como traductora y como albacea de Julio Cortázar.

Eduardo Jonquières (Buenos Aires, 1918-París, 2000), pintor y poeta, mantuvo una extensa relación de amistad con Julio Cortázar y Aurora Bernárdez. Estudió en la Escuela Normal de Profesorado Mariano Acosta, donde conoció a Julio Cortázar. Artista geométrico, en sus trabajos consigue contornos precisos y limita perfectamente los campos del color. «Limpio recinto de la línea», fueron las palabras del escritor para definir la pintura de su amigo. En 1955 ya había realizado varias exposiciones en la Argentina y era reconocido en el ámbito local por sus obras abstractas. Fue profesor de Historia del Arte en la Universidad Nacional de La Plata y publicó numerosos libros de poesía. En 1958 decidió mudarse con su familia a París, donde trabajó en la Unesco e instaló su taller de pintura. Murió en 2000.

Durante su etapa como editora, Aurora Bernárdez publicó el extenso intercambio epistolar que mantuvieron Eduardo Jonquières y Julio Cortázar entre febrero de 1950 y febrero de 1983. Este diario de viaje de vida está organizado cronológicamente, lo que permite transitar por las ciudades en que vivieron y visitaron, así como las experiencias, trabajos, mudanzas y aventuras de estos dos amigos.

En su carta del  15 de enero de 1958 Julio Cortázar comenta el Retrato de Aurora:

«… el miércoles por la mañana, armado de un clavo y un martillo, busqué bajo la supervisión de Aurora el emplazamiento más adecuado para tu cuadro. Lo encontré después de estudiar muy bien la Gestalt del salón (parece mentira cómo una alfombra mata un cuadro, y viceversa), y lo colgamos en medio de una grandísima alegría. Los Valasek, Alicia Pañalba, Carlos Corau, lo han visto ya y elogiado (con matices, porque vos andás demasiado adelante para algunos, que todavía creen que Van Gogh es la vanguardia); nosotros dos somos muy felices con tu cuadro, que se ha instalado en el salón y está realmente como en su casa (quizá porque todas nuestras cosas han sido elegidas para coincidir con el espíritu de tu pintura). Por supuesto que el retrato de Glop provocó hipos admirativos en todo el mundo, salvo en un chico de diez años que preguntó resueltamente por qué le habías puesto barba. Los niños, tú sabes…»

Alejandra Bernárdez