La exposición «New Wave» de IRA TORRES en Espacio en blanco (del 10 de enero al 11 de febrero)

A partir del 10 de enero, la exposición «New Wave» inunda Espacio en blanco de referencias al arte digital. A través de una mirada actual, la artista Ira Torres reflexiona sobre el papel que todos los géneros juegan dentro de la sociedad del siglo XXI ahora hibridada con lo virtual.

La obra de Ira mezcla influencias del discurso Vaporwave. En las piezas aparecen colores saturados o referencias a la cultura japonesa, dando lugar a una apariencia de arte pop versión 2.0. En ellas se crea un ambiente irreal, aislado, como si no pertenecieran a ningún lugar en concreto.

Las redes sociales han cambiado la manera de interactuar tanto entre las personas como con el mundo real y suponen una saturación de información que desensibiliza a la persona del mundo que la rodea.

Y, aunque la globalización hace que estemos más acostumbrados a una sociedad plural, también hace de la diferenciación un producto más del sistema capitalista. El individuo se ve inmerso muchas veces en una frustrante búsqueda de aceptación por un mundo en el que el objetivo es ser distinto.

¿Es la diferenciación posible con la globalización?

La intención de la obra es hablar del cambio en el planteamiento de vida de esta nueva generación y criticar a la sociedad de consumo. Emplea el aislamiento como punto de partida para una reflexión individual sobre lo colectivo.

Se trata de derribar los viejos ídolos y erigir los nuevos, un proceso que se repite a lo largo de la historia y que es necesario para cambiar como sociedad.

 

Inauguración: jueves 10 de enero a las 19 h.

 

La muestra podrá visitarse hasta el 11 de febrero.

Horario: de lunes a viernes, de 9 a 21 h.

 

 

Ira Torres (Zaragoza, 1991) cursó Bellas Artes en Teruel, Salamanca y Madrid, y en 2015 se estableció en Zaragoza, donde actualmente desarrolla su trabajo. Ha ganado diversos premios y participado en exposiciones, festivales y eventos de arte en vivo.

Haciendo suyo el medio tecnológico, define una imagen desvinculada de cánones anteriores, otorgando a la diversidad un papel protagonista. Sus formatos principales son la escultura y la pintura, que a veces se combinan para dar lugar a una instalación.