La exposición “Obra en los ojos” de José Luis Ortiz en Espacio Rectorado, del 8 al 30 de octubre

Obra en los ojos de José Luis OrtizDel 8 al 30 de octubre el espacio expositivo de Rectorado de la Universidad San Jorge acogerá “Obra en los ojos”, una muestra fotográfica de José Luis Ortiz.

“Entre la pulcritud ortogonal de un plano desplegado por vez primera y la solidez tridimensional de una obra arquitectónica recién terminada, se extiende un prolongado proceso constructivo a cuyos principales materiales se suma, inevitablemente, el material del tiempo. La cámara de José Luis Ortiz se coloca en esa zona intermedia entre el punto cero y la línea omega, traspasa la zona acotada por la señal de peligro y se planta en medio, en mitad de la polvareda, merodeando en pleno corazón del progreso.

‘Obra en los ojos’, la colección de fotografías que se exponen en el Espacio Rectorado de la Universidad San Jorge, cobra también sentido en esa misma fase de creación en la que los sueños van adquiriendo color y cobrando forma paulatinamente. Entre el clic de un disparo fotográfico y su enmarcado final, hay un camino en el que las imágenes cambian de piel y de matices, mudan sus tonos, sufren transformaciones y mutan, hasta conseguir detener el instante de máxima alteración en una eterna fracción de segundo, hasta convertir el más duro de los momentos constructivos en la más creativa y duradera de las obras. Lo que acontece a los ojos del espectador es justamente el milagro de esa doble metamorfosis: obras que son fotos, fotos que son obras”. (Ricardo Duerto)

José Luis Ortiz

 

José Luis Ortiz Ramos se trasladó con 18 años desde su pueblo natal, Villanueva de Gállego (Zaragoza), a la ciudad de Sevilla. Allí comenzó la carrera de Bellas Artes, terminó la carrera de Arquitectura y empezó a ejercerla en su estudio de la sierra de Cádiz.

Desde la adolescencia se interesó por la pintura y la fotografía. En su caso han ido siempre de la mano, sin saber muy bien quién va por delante. En su primera exposición fotográfica, en el Ateneo de Mahón (Menorca) presentó fotografías surgidas de sus pinceles, pintando directamente sobre el negativo. Desde entonces, todos sus proyectos fotográficos han tenido un halo entre poético y pictórico, a los que, recientemente, se les ha venido a sumar la vertiente arquitectónica.